lunes, 12 de enero de 2015

Serenidad



No existe la falta de tiempo,
existe falta de interés. porque
cuando la gente realmente quiere la 
madrugada, se vuelve día, el
martes se vuelve sábado y un
momento se vuelve oportunidad