miércoles, 10 de diciembre de 2014

Y al final, cuando llegue el momento de caer desde las alturas, desplegaré mis alas rotas, para poder decir que al menos lo intenté.