martes, 13 de enero de 2015

Últimamente puedo medir mi felicidad por el tamaño de mis pupilas; me explico, estoy drogando mis sentidos, y dejando a mi alma y a mi mente tranquilas...