jueves, 15 de enero de 2015

Intensidad

Hoy amanecí con ganas de dedicarte una poesía.
De susurrarte un recuerdo a tu oído.
De mirar a través de tus ojos, 
y morir juntos en una leve sintonía de caricias.

Hoy amanecí con ganas de leerte un naufragio, 
de bendecirte en medio de una canción.

De mirar ese horizonte que se nos niega, 
y de entre los dos crear una expresión.