miércoles, 14 de enero de 2015

Serenidad

Quizás no necesitas encontrar a alguien que te levante, quizás lo que necesitas es encontrar a alguien que caiga contigo hasta aprender a volar, juntos.