viernes, 1 de abril de 2016

Sergio Martinez Cifuentes


la distancia puede privarnos de un abrazo o un beso, pero no puede evitar que los sentimientos crezcan día a día