sábado, 16 de abril de 2016

Siempre ha sido más fácil imaginar una vida perfecta que enfrentarnos a nuestra dura realidad.