domingo, 21 de agosto de 2016

Hay que inyectarse cada dia de fantasia para no morir de realidad..